El TJUE exime a las embarazadas de trabajar en horario nocturno si existe riesgo para su salud

  • Las mujeres gestantes o lactantes no pueden ser obligadas a trabajar de noche aunque solo lo hagan por forma parcial
  • El tribunal establece que será la empresa quien deba demostrar que no existe peligro en el desempeño del cargo
  • derechos-de-las-mujeres-embarazadas

 

El  Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha dado este martes la razón a una empleada de una empresa de seguridad española a la que se le negó la suspensión de su contrato y el derecho a una prestación por lactancia por trabajar parcialmente en horario nocturno.

El fallo responde a las cuestiones prejudiciales planteadas por el Tribunal Superior de Justica de Galicia. El TJUE recuerda que existe una directiva europea que protege a las empleadas embarazadas o lactantes, para no verse obligadas a trabajar en horario nocturno, si éste implica un riesgo para su seguridad o salud y la de sus hijos, y matiza que dicha regulación debe extenderse también a aquellas mujeres que trabajen solo parcialmente en horario de noche.

La justicia europea establece igualmente que Prosegur, la empresa de seguridad demandada, podría haber incurrido en “discriminación directa por razón de sexo”, ya que se negó a realizar “un examen específico que tuviera en cuenta la situación individual” de la empleada. Ante estos casos, el tribunal con sede en Luxemburgo ha dictaminado que debe invertirse la carga de la prueba para que sea el demandado (y no la demandante) el encargado de probar que dicho trabajo no supone un riesgo para la madre o el recién nacido.

La sentencia del TJUE ha seguido punto por punto las conclusiones emitidas a finales de abril por Elena Sharpston, abogada general de la Corte, y corresponderá ahora al Tribunal Superior gallego dictar sentencia en base a la doctrina que ha sentado la justicia europea, quien ya dictó en octubre del año pasado una sentencia similar (asunto C-531/15, Otero Ramos), a la formulada este miércoles.

El caso que ha llegado hasta las instancias comunitarias se remonta a marzo de 2015, cuando la empleada de seguridad, que había dado a luz cuatro meses antes, solicitó a Prosegur una suspensión de su contrato y la concesión de una prestación por lactancia. La mujer trabajaba en el centro comercial As Termas de Lugo en turnos rotatorios de ocho horas, de los cuales parte se realizaban de madrugada.

La demandante había obtenido de una pediatra un certificado médico que acreditaba que su puesto de trabajo nocturno presentaba un riesgo para la alimentación por lactancia natural de su hijo. Un extremo que está previsto en la ley española de riesgos laborales en su artículo 26. A pesar de ello, Umivale, la mutua privada de Prosegur, le denegó la prestación al entender que no existía riesgo, razón por la que la afectada presentó una reclamación que le fue igualmente denegada.

Eso motivó que interpusiera una demanda contra su empleador ante el Juzgado de lo Social número 3 de Lugo, que desestimó la causa. Recurrió ante el Tribunal Superior de Justicia de Galicia, que ante la duda de cómo interpretar las directivas europeas sobre seguridad y salud de las trabajadores embarazadas y la relativa a la de inversión de carga de la prueba en situaciones de discriminación por razón de sexo, decidió plantear una cuestión prejudicial al TJUE.

(cincodias.com)

Anuncios

Ayuda específica para mamás autónomas que ya está en vigor

maternidad-prestación-min-870x400Las madres y padres que accedan a la baja por maternidad o paternidad tendrán una bonificación del 100% en la cuota de autónomos.

 

Desde el 26 de octubre de 2017 ya está en vigor las bonificaciones de cuotas de Seguridad Social para los trabajadores autónomos durante el descanso por maternidad, paternidad, adopción, guarda con fines de adopción, acogimiento, riesgo durante el embarazo o durante la lactancia natural.

La bonificación se aplicará siempre y cuando el descanso tenga una duración de al menos un mes. Si esto se produce, se aplicará una bonificación del 100 por cien de la cuota de autónomos. Un resultado después de aplicar la base media que tuviera el trabajador durante los doce meses anteriores a la fecha en la que se otorga.

En el caso de que el autónomo o autónoma llevará menos de doce meses dado de alta en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores Autónomos (RETA), la base media de cotización se calculará desde la fecha de alta.

Más medidas para la conciliación

Además de bonificar con el 100% de la cuota el caso anterior. También se bonica con el 100% durante un año el cuidado de menores de doce años o personas dependientes. En este caso, la bonificación estará sujeta a la contratación de un trabajador sustituto. En caso de baja por maternidad o paternidad se bonifica con el 100% sin necesidad de tener que contratar un sustituto.

Por otro lado, las mujeres que hayan cesado su actividad como autónomas durante un periodo de dos años por el cuidado de sus hijos, se podrán aplicar la tarifa plana para autónomos.

(cincodias.com)

Seis coberturas a las que tiene derecho el autónomo por pagar su cuota mensual

Los autónomos pagan mensualmente una cuota a la Seguridad Social. El abono de estas cantidades, bien sea a través de tarifa plana o de forma regular, dan derecho a disfrutar de una serie de ayudas sociales en el caso de que sean necesarias. Bonificaciones que el autónomo recibiría en caso de caer enfermo, sufrir un accidente laboral, tener hijos…

El portal Infojobs Freelance ha recopilado recientemente las ayudas básicas a las que tienen acceso este tipo de trabajadores. Las repasamos a continuación, desgranando las coberturas concretas y las prestaciones a las que se tiene acceso.

 

  1. Asistencia sanitaria. Dentro de esta cobertura quedan incluidas tanto las enfermedades comunes en medicina general, especialidades y tratamientos médico-quirúrgicos. También quedan incluidos los accidentes de trabajo y la cirugía plástica derivada de estos. Las mujeres también disponen de cobertura por maternidad, parto y posparto. Sin embargo, para los medicamentos es necesario pagar el 40% de su valor.
  2. Bajas temporales. En caso de enfermedad o accidente no laboral, el autónomo percibe el 60% de la base reguladora desde el día 4 al 20 y del 75% cuando se empieza a contar desde el día 21. Si estos incidentes son de carácter profesional, se abonará el 75% de la base reguladora desde el día siguiente a la baja.
  3. Incapacidad permanente. En este caso el trabajador recibe una pensión del 55% de la base reguladora, aunque también podrá percibir una indemnización de 40 mensualidades en su lugar. Es vitalicia si el autónomo tiene 60 años.
  4. Jubilación. Esta cantidad es un 45% inferior a la de los trabajadores que han cotizado por cuenta ajena, según Infojobs. Asimismo, las personas tengan una actividad peligrosa o tóxica pueden solicitar una jubilación anticipada.
  5. Maternidad. Podrán beneficiarse de esta prestación tanto mujeres como hombres, siempre y cuando estén dados de alta como autónomos y puedan acreditar que han trabajado durante 180 días, como mínimo, dentro de los cinco años anteriores al parto.
  6. Muerte y supervivencia. En caso de accidente laboral derivado en el fallecimiento del trabajador, las mutuas conceden una indemnización por muerte y una pensión a los familiares.

(cincodias.com)

Un mes de permiso para los padres de los bebés que nazcan a partir del 1 de enero de 2017

padre.jpg

Los trabajadores que se conviertan en padres a partir del domingo 1 de enero dispondrán ya de cuatro semanas de permiso, intransferibles y no obligatorias, dos más que hasta ahora. Esta ampliación tendría que haber entrado en vigor como tarde en 2013.

Para hacer efectiva esta ampliación, el Ejecutivo no ha tenido que aprobar ninguna específica. La prórroga de los Presupuestos Generales del Estado de 2016 hace automática la entrada en vigor de este permiso por nacimiento de hijo, adopción o acogida que el Gobierno suspendió hasta el 1 de enero de 2017.

Hasta el momento, los padres han venido disfrutando de 15 días de descanso -13 días más 2 por el Estatuto de los Trabajadores- y desde este domingo 1 de enero se amplía a 28 días.

Según establece la Ley para la Igualdad entre Mujeres y Hombres de 2007, este derecho se podrá disfrutar a jornada completa o parcial, es exclusivo de los padres trabajadores y, a diferencia del permiso de maternidad, no podrá ser cedido a la madre en ningún caso. Este derecho se amplía en dos días más por cada hijo a partir del segundo cuando se trate de parto, adopción o acogimiento múltiple.

Además, la normativa dispone que se podrá disfrutar inmediatamente después del nacimiento, simultanearlo con la madre durante la suspensión del contrato por maternidad o después de la baja maternal para alargar el cuidado del hijo por ambos progenitores.

Sobre esto último, fuentes del Ministerio de Empleo han indicado a Europa Press que únicamente van a poder acogerse los padres de niños nacidos desde el 1 de enero de 2017, es decir, que no tiene carácter retroactivo para aquellos cuyos bebés hayan nacido en los últimos meses de 2016.

Esta decisión se enmarca en las medidas acordadas por el Gobierno para favorecer la conciliación de la vida laboral y personal.

La iniciativa fue expuesta por la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ante la Comisión de Empleo del Parlamento el pasado 12 de diciembre, junto a otras medidas que prepara el Gobierno para fomentar la conciliación, como el fin de la jornada laboral a las 18.00.

Entre enero y septiembre de este año se concedieron 210.346 prestaciones de maternidad (206.037 percibidos por la madre y 4.309 percibidos por el madre) por un importe de 1.148 millones de euros. En el mismo periodo se concedieron 184.093 prestaciones de paternidad por un valor de 154 millones de euros.

(cincodias.com)

Los padres podrán disfrutar del permiso de lactancia aunque la madre no trabaje.

Los padres podrán disfrutar del permiso de lactancia aunque la madre no trabaje.

Los padres podrán solicitar el permiso de lactancia, independientemente de que la madre trabaje por cuenta ajena o no. Así lo establece una resolución del Ministerio de Hacienda, que hace extensible este derecho no solo a los funcionarios, como ya fue reconocido el pasado febrero, sino también a los empleados del sector privado. Se da así un nuevo paso hacia la igualdad entre hombre y mujer. Uno de los dos, no necesariamente esta última, tendrá la opción de disfrutar de una reducción de la jornada laboral de una hora diaria hasta que el bebé cumpla los 12 meses —en caso de que se trate de un parto múltiple, este periodo se multiplicará por el número de hijos—, o de este tiempo acumulado, lo cual equivale a unas cuatro semanas.

A.M.R.S., un funcionario de prisiones al que el Estado denegó el permiso de lactancia por considerar que la titular de este derecho era la madre, que estaba en paro, probablemente no imaginó que su caso sentaría tal precedente. A raíz del recurso presentado por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) —mayoritaria en el sector—, A.M.R.S. no solo pudo disfrutar de una baja, sino que este derecho se hizo extensivo a todos los empleados públicos. Después de los trabajadores de la Administración llegó la Guardia Civil. Ahora, el acuerdo del Ministerio de Hacienda —firmado el pasado 19 de julio pero difundido este lunes por CSI-F—, sienta las bases para que hombre y mujer sean iguales a este respecto.

“Entre 2011 y 2012, el permiso de lactancia ha sido solicitado por 618 funcionarios y 2.282 funcionarias. A partir de este momento, a medida que los trabajadores vayan conociendo que esta opción existe, probablemente lo pidan cada vez más”, afirma Carolina Rodríguez, secretaria de Igualdad de CSI-F. “Creemos que el acuerdo supone un gran avance en la conciliación de la vida laboral y familiar”, continúa.

La resolución pretende despejar futuras dudas, y en ella la baja de lactancia es desvinculada del hecho biológico de dar el pecho. Este periodo pasa a ser definido como “un tiempo destinado a la alimentación y cuidado del menor que se podrá disfrutar únicamente a partir de la finalización del permiso por parto [de cuatro meses de duración], o una vez que, desde el nacimiento del menor, haya transcurrido un tiempo equivalente al que comprende el permiso por parto”. El ministerio establece, además, que la baja “será disfrutada indistintamente por el funcionario o la funcionaria y solo en el caso de que ambos trabajen será disfrutado solo por uno de ellos”. El acuerdo añade que esta misma interpretación del Estatuto Básico del Empleado Público “sería predicable, en su caso”, al permiso regulado en el Estatuto de los Trabajadores. De ahí que se haga extensivo al sector privado.

El ministerio se hace eco de dos sentencias para justificar sus indicaciones. Por un lado, cita un dictamen del Tribunal Constitucional de 2011, que ampara “el derecho del padre, trabajador por cuenta ajena, al disfrute del permiso de lactancia, siempre que su esposa desempeñe una actividad profesional”. Por otro, la resolución de Hacienda alude a un fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en 2010, que establece que el hecho de denegar el disfrute del permiso porque la madre no sea trabajadora por cuenta ajena, sino por cuenta propia, “supone una limitación de su actividad profesional”, además de que implica que la mujer “ha de soportar sola la carga derivada del nacimiento de su hijo, sin poder recibir la ayuda del padre del niño”.

(elpais.com)